Páginas vistas en total

sábado, 22 de octubre de 2011


El Espíritu EMPRENDEDOR: Mitos y realidades

Reza un dicho popular que la suerte es la estimación que tiene un perezoso sobre el éxito de un hombre trabajador. La suerte no es más que una Oportunidad bien aprovechada que requiere que se presente el chance, pero el individuo debe estar preparado para explotarla. No en vano decía Pablo Picasso: "La inspiración llega, pero tiene que encontrarte trabajando".
En términos sencillos, el que busca, encuentra, y nosotros nos formamos nueve de cada diez oportunidades que se nos presentan. De la misma forma en que un jugador de baloncesto se acerca a la canasta buscando un rebote del balón, los emprendedores deben acercarse al mundo empresarial con la intención darse un espacio en el mercado. Por supuesto que, como en nuestro ejemplo analógico, pueden haber gigantes que busquen arrebatarnos el balón, pero aunque perdamos esa oportunidad, más adelante en el juego se nos presentarán otras. Difícil es que la caiga el balón a un espectador del público, quien se mantiene alejado de la acción.
La premisa detrás de este concepto es simple y bastante conocida: el que no arriesga no gana. Sin embargo, no es fácil ganar, y en la mayoría de los casos este privilegio está reservado sólo a los más constantes y luchadores. Por ejemplo, el dibujante Walt Disney tuvo que aguantar todos los obstáculos que le impuso su padre para cumplir su sueño de hacer un personaje de dibujos animados: El Conejo Oswald. Sin embargo, la compañía para quien realizó el trabajo le robó la idea, y utilizó el personaje para su propio provecho.
Disney perdió el balón en este caso ante un gran gigante, y estuvo a punto de retirarse del juego. ¿Qué podía hacer él ante las grandes compañías distribuidoras de cine? Luego de un tiempo reflexionó y, animado por sus amigos, decidió crear una pequeña compañía para hacer un dibujo animado sobre un personaje navegando por una balsa río abajo. Sin los derechos de autor sobre Oswald, Disney tuvo que crear otro personaje, al cual llamó El Ratón Mickey. El resto es historia por todos conocida.
Muchos podrían decir que Disney debe su éxito a su talento, y claro que están en lo cierto. Sin embargo, hay muchos otros que han llegado igual de lejos sin ser virtuosos en ningún área en especial. Un caso es el de Konousuke Matsushita, quien apenas cursó hasta 4° grado de primaria, pero creció para fundar una de las compañías de electrodomésticos más importantes del mundo: Matsushita Electric.
Thomas Wolf alguna vez dijo: "Si un hombre tiene talento y no lo usa, ha fracasado; si tiene varios talentos y usa sólo una parte, ha fracasado parcialmente; si sólo tiene un talento y le saca provecho, gloriosamente ha triunfado, y tendrá una satisfacción que muy pocos conocen " .
Esperamos que después de esta lectura dejes de creer en esos mitos de "suerte" y "talento" y empieces a conocer la realidad de las verdaderas cualidades que debes para triunfar en el mundo empresarial: Preparación y Oportunidad. Sin embargo, hay algo que debes tener para que logres compaginar tu preparación con las oportunidades que se te presenten, y eso se llama estrategia. En esto ahondaremos en una próxima entrega.

LIDERE el clima laboral

La convivencia diaria en cualquier organización origina un clima laboral que no siempre es el más positivo debido a las dificultades que origina el trabajo de la propia empresa como por ejemplo la presión para entregar determinada trabajo en un lapso corto de tiempo.
Es por ello que se debe tomar en cuenta las relaciones que se forman entre los trabajadores y los superiores, por lo que detallamos una serie de consejos que pueden no solo ayudar a evitar problemas sino a mejorar el correcto funcionamiento de la empresa:
1. Sobre las sugerencias
¿Alguna vez le pidió a un trabajador sugerencias para solucionar algún problema? Aunque piense que no necesite las ideas de otras personas, vale la pena pedirlas de vez en cuando.
Interrogantes:
Cuando se encuentre ante un problema, ¿Acostumbra pedir ideas a los demás?
¿Considera siempre las ideas de los trabajadores, aun cuando no sean prácticas?
¿Fomenta las sugerencias, particularmente las buenas, de su equipo de trabajadores?
¡Pida sugerencias! ¡Haga que su gente piense como usted!
2. Sobre la iniciativa
A todos les gusta tener personal a su cargo con iniciativa propia, trabajadores que hagan lo que tienen que hacer sin esperar que se le pidan. De esta forma facilitan la labor del supervisor, lo que redunda en la obtención de mejores resultados.
Interrogantes
¿Da crédito a los trabajadores que plantean ideas buenas?
¿Acepta siempre comentarios y sugerencias?
¿Se esfuerza por elogiar a quienes tratan de hacer algo por iniciativa propia?
Si desea la iniciativa, demuestre que sabe apreciarla.
3. Sobre la crítica constructiva
Algunas veces, los supervisores tienen que criticar a las personas que trabajan con ellos. A fin de cuentas, ellos son responsables de cerciorarse de que los trabajadores se realicen correctamente.
Interrogantes:
¿Suele elogiar a las personas tanto como las critica?
Cuando tiene que criticar ¿Discute siempre cada vez que impulsa a sus trabajadores a mejorar su desempeño?
¿Es demasiado crítico y suele encontrar fallas en cuestiones que en realidad no tienen importancia?
4. Sobre las instrucciones
Los errores siempre cuestan dinero, perjudican la calidad del producto o servicio y alejan a los clientes. La labor del supervisor se dirige en gran parte a evitar los errores.
Interrogantes:
¿Cree que sus instrucciones siempre son claras?
¿Está seguro de que sus trabajadores las entienden?
Nunca suponga que los trabajadores entienden bien sus instrucciones. Compruebe que es así realmente.
5. De las ideas nuevas
Todas las empresas necesitan nuevas ideas para mejorar sus operaciones, reducir sus gastos y mantenerse competitiva. Las innovaciones suelen ser bien acogidas, pero no siempre es así.
Interrogantes:
¿Suele tomar en consideración los sentimientos de los demás antes de implantar una idea nueva?
Cuando una idea es rechazada, ¿Se mantiene optimista e intenta de nuevo?
Cuando presente ideas nuevas sea diplomático.
6. Sobre el estado de animo
Piense en una situación ideal en la que marcha bien, los trabajadores están alegres y dispuestos a colaborar, todo se encuentra perfectamente y no hay problemas con nadie.
Interrogantes:
¿Está consciente del efecto que su estado de ánimo puede causar en el desarrollo del trabajo?
Cuando esta malhumorado, ¿Puede aceptarlo ante los demás?
Su estado de ánimo afecta la tranquilidad y las acciones de los demás.
7. Sobre el ejemplo
Generalmente, los trabajadores admiran a su jefe y siguen su ejemplo. La gente suele cumplir sus tareas como las hace el supervisor. Gústele o no, los supervisores siempre son el centro de la atención.
Interrogantes:
Qué tipo de ejemplos da usted respecto a:
¿Su entusiasmo?
¿Su empeño personal?
¿La puntualidad?
¿Seguir la política de la empresa?
¡De un buen ejemplo!¡Contagie lo mejor de usted a los demás!
8. Sobre los problemas personales
Uno siempre debe hablar con alguien acerca de sus problemas, incluso los trabajadores. ¿Alguna vez le pidieron que les diera consejos? Tenga en cuenta que la manera como usted reacciona es muy importante y puede influir mucho sobre lo que sienten los demás.
Interrogantes:
¿Cree usted que sus trabajadores sienten confianza al hablar acerca de sus problemas?
¿Los escucha sin reaccionar de mala manera ni apresurar a la persona?
¿Los ayuda a encontrar las soluciones?
Escuche a sus trabajadores cuando quieran hablarle de sus problemas personales y no les de consejos ligeramente.
9. Sobre la toma de decisiones
Una de las maneras medidas para juzgar el desempeño de un supervisor es su capacidad de adoptar decisiones. Los supervisores que salen adelante suelen tomar la correcta.
Interrogantes:
¿Con que frecuencia adopta una decisión acertada?
¿Con que frecuencia toma una decisión equivocada?
¿Toma a veces decisiones precipitadas y luego se arrepiente?
Las decisiones tomadas precipitadamente no son tan buenas como las que se consideran con detenimiento.
10. Sobre la comunicación
Todas las compañías usan informes computarizados para ayudar a los supervisores. No obstante, los supervisores con experiencia también escuchan la información verbal de sus trabajadores, pues es una buena forma de saber lo que está ocurriendo realmente.
Interrogantes:
¿Alguna vez ha perdido los estribos porque sus trabajadores acudieron a usted debido a problemas sin importancia?
¿Lo han buscado alguna vez por problemas importantes?
Los buenos supervisores aprovechan los ojos y oídos de los trabajadores.
11. Sobre la delegación de autoridades
Cuando su jefe le encomiende alguna labor, es de esperar que los trabajadores a su cargo respeten esta decisión. Pero ¿Cómo se sentiría si alguien que trabaja con usted fuera a consultar un problema con su jefe, sin antes haber hablado con usted al respecto? ¿Furioso o seguro que si mismo?
Interrogantes
¿Pasa usted a veces por encima de los trabajadores a los que asigno alguna responsabilidad?
¿Trata de animar a los trabajadores a los que asigno alguna tarea a realizarla sin que usted interfiera?
El trabajador encargado de una labor necesita el apoyo del jefe. ¡Apóyelo si usted es su jefe!
12. Sobre la cooperación
Algunas personas al volverse supervisores, sienten un gran alivio y lo toman con calma. Piensan que trabajaron duro para ganarse su nuevo puesto y que ahora merecen relajarse.
Interrogantes:
¿Les dice siempre a los trabajadores que están a su cargo cuando aprecia su cooperación?
¿Se le olvida a veces pedir a su personal que realice determinado trabajo y simplemente lo ordena?
¿Se esfuerza siempre por explicar a su personal por que es necesario hacer un trabajo?
Nadie obtiene cooperación exigiéndola.
13. Sobre el interés personal
Naturalmente, los supervisores se preocupan por los trabajadores a su cargo, pero algunos no los toman en cuenta como personas que tienen sus propios problemas e intereses. En muchos casos olvidan sus nombres, lo cual es un error porque eso afecta el trato interpersonal.
Interrogantes:
¿Cómo se siente usted cuando a alguien con quien trabaja se le olvida su nombre?
¿Se esfuerza usted por hablar con sus trabajadores sobre los asuntos que les interesan a ellos?
¿Escucha con interés cuando sus empleados le cuentan sus problemas familiares?
Muestre confianza en sus trabajadores y en sus habilidades. Los buenos supervisores se preocupan por las personas que están a su cargo.
14. Sobre el buen humor
Todo supervisor necesita tener buen sentido del humor, pues es una actitud que hace la vida más fácil a todos.
Interrogantes:
Cuando las cosas van mal:
¿Trata siempre de ver el lado bueno?
¿Trata de afrontarlas con un poco de buen humor?
¿Toma los problemas demasiado en serio?
El buen sentido del humor puede hacer que cualquier carga parezca más ligera.

miércoles, 23 de febrero de 2011

Como motiva un Líder a otros

 El Liderazgo de Nehemías El éxito nunca es un espectaculo de un solo hombre.Nehemías sabía que su projecto de reconstrucción de los muros necesitaría de un equipo de personas consagradas y trabajadoras que compartieran su visión.Cuando llegó a Jerusalén, la gente con que se encontró se sentía derrotada y apática, y vivía en los escombros.En los últimos noventa años se había intentado en dos ocasiones la reconstrucción de los muros,sin lograrlo.El pueblo había perdido toda su seguridad.Había llegado a una conclusión:"No se puede".  Nehemías llegó al lugar,y en cuestión de días había conseguido el apoyo de toda la ciudad.Formo equipos,los movilizo y logró que el muro estuviera reconstruido cincuenta y dos días después.¿Como logró el éxito donde otros habían fracasado?¿Acaso era un hombre que hacía milagros?No;solo era un gran líder.El comprendía los principios de la motivación.El sabía que iba a tener que trabajar para volver a dar ánimo a los pobladores de la ciudad,y lo logró.Los principios que el aplicó te funcionarán también a ti cada vez que necesites que la gente se sienta entusiasmada ante algo nuevo.Si te ascienden a un nuevo puesto,si necesitas vender una idea,tienes que introducir cambios;cada vez que necesites echar a andar un proyecto recuerda a Nehemías.¿Cómo motiva un líder a otras personas?He aquí como lo hacia Nehemías.                                                                                                                                                                                     Un Líder Espera Oposición. Pero al oír que alguien había llegado a ayudar a los israelitas,Sambalat el horonita y Tobías el siervo amonita se disgustaron mucho.Nehemías 2:10.   En el momento que digas:"Hagamos algo",alguien va a saltar  para decir: "No hagamos nada".Cuando el pueblo de Dios se levanta y dice:"Edifiquemos",satanás dice:"Levantémonos para oponernos". La gente tiene una resistencia natural a los cambios.No le gustan. Quieren el Status Quo,expresión latina que tal vez signifique "el lío en el que ya estamos metidos",la gente se resiste a los cambios por diversas razones.Para favorecer los cambios necesarios,los líderes averiguan cuales son esas razones,y se enfrentan a ellas.Sambalat,el gobernador de Samaria,y Tobías,el líder de los amonitas,oyeron decir que venía Nehemías para reconstruir los muros.Sin que Nehemías hubiera llegado siquiera a Jerusalén,ya había oposición contra lo que iba a hacer.No estamos seguros de la forma en que Nehemías lo supo,pero es probable que enviara exploradores por delante ,a fin de que descubrieran los posibles problemas que existieran. No hay oportunidad sin oposición.Cuando tus planes exijan que tu gente cambie para producir cambios,espera oposición.                                                                                                            

sábado, 29 de enero de 2011

De Invisible a Invencible


El problema más grave que tenemos los seres humanos no es el salir de la esclavitud, sino sacarnos la esclavitud de adentro. El pueblo de Israel salió de Egipto, pero nunca pudo sacar a Egipto de sus corazones. Los demasiados años de esclavitud hipotecaron la libertad de sus mentes y corazones.En estos años he logrado darme cuenta de que cuando una persona no logra sanar su autoestima, nunca podrá servir a Dios con todo su potencial y mucho menos alcanzar su meta en la vida.
Una imagen propia dañada impide que logres tu sueño,y un sueño no cumplido termina convirtiéndose en una pesadilla. Y lo que es peor, solemos mirar a Dios a través de ese filtro. Debido a que  nos sentimos indignos y pensamos que no merecemos nada, por consiguiente tampoco esperamos cosa alguna, aun cuando esta pudiera venir de parte de Dios.
El mundo está repleto de personas invisibles.Están allí, pero no las notamos.El niño que limpia el parabrisas de los automóviles del semáforo cada mañana.El vendedor de periódicos de la siguiente esquina.La señora que limpia las mesas en el centro comercial.Ese matrimonio que llegan casi al filo de la hora y se sientan en el penúltimo asiento de la iglesia.Aquel compañero de la empresa retraído que habla muy poco.Los vemos todos los días, pero no conocemos sus historias,no sabemos nada acerca de sus sueños,sus fracasos,sus logros.Jamás les preguntaremos sobre sus hijos,si es que los tienen.No conocemos nada de ellos ni nos interesa.No sabemos a qué aspiran o que despierta su pasión.No nos importan sus expectativas ni se las preguntaremos nunca.Un día ya no estarán en esa esquina o el semáforo,pero no los echaremos de menos sencillamente porque eran...invisibles.Caminan por nuestras calles van a nuestras iglesias,circulan por las veredas,sin embargo,son invisibles en lo que se relaciona con los afectos,ya que carecen de la atención ajena.Hace algunos años,recuerdo que estuve durante una semana juntando el valor para presentar mi renuncia en una empresa donde había trabajado por casi tres años.No me sentía cómodo con mi salario y estaba seguro de que cuando le dijera a mi jefe que estaba a punto de irme,reconsideraría mi posición.
-Quiero decirle que lamentablemente voy a renunciar-le informé.-Perfecto, si es lo que quieres-me respondió sin siquiera levantar sus ojos del escritorio.
-No se trata de lo que quiera hacer-intenté explicarle-,solo creo que mi trabajo no es bien recompensado.Me refiero a que lo que gano no me alcanza para mis gastos.-Te dije que está bien-señaló ahora levantando la voz y los ojos-,llévate tus cosas personales y vete. Tengo un día muy ocupado.Recuerdo con exactitud lo que sentí aquella vez.Pensé:
¿Ni siquiera me preguntará  por qué quiero irme?¿No tratará de retenerme?¿Es tan fácil reemplazarme?¿O acaso estaba esperando que renunciara?Sin importar lo que fuera,esto me llevaba a una sola conclusión:nadie notaba que yo estaba allí,ni siquiera la persona que me había  contratado.
Por cierto, hay una historia fascinante de tres individuos invisibles que se transformaron en hombres invencibles.
El rey David está sediento,agotado luego de una larga travesía.Y es entonces cuando lanza un suspiro,seguido de un deseo personal:"¡Quien me diera a beber agua del pozo de mis enemigos!"No se trata de una orden caprichosa de un monarca magalómano ,tampoco es una nueva estrategia de batalla.Por eso no la expresa en voz alta.David es un excelente estratega,no un dictador ni un demente que arriesgaría la vida de sus mejores hombres solo para que le busquen agua.Se trata tan solo de un deseo personal formulado luego de un suspiro de cansancio,quizás en soledad dentro de su propia tienda.Sin embargo,hay tres hombres invisibles que están lo suficiente cerca del rey como para oír su suspiro.Ellos saben que David no aprobaría lo que están a punto de hacer,pero tampoco se permiten que su señor tenga sed y ellos no hagan nada al respecto.Así que deciden cometer una locura.Los tres se miran y no hace falta decir nada más.Solo tres hombres al borde de la demencia,que no tienen nada que perder,pueden hacer lo que vas a observar ahora.No te lo pierdas,porque es como ver una película de Rambo peleando solo contra un ejército de vietnamitas.Los tres irrumpen en el campamento a gritos(esa es la palabra que la biblia utiliza"irrumpieron",no nos dice que entraron para llevar a cabo una misión secreta),parecen un tropel de caballos salvajes,mercenarios que van a la cacería humana.Los filisteos no salen de su asombro y ni siquiera atinan a defenderse.Corren despavoridos,suponiendo que David los está atacando con todo su ejército,pero se trata solo de tres locos invisibles.Tres hombres que estuvieron lo suficiente cerca del rey como para no poder hacer caso omiso a su suspiro.Los filisteos no dan crédito a lo que están viendo.Los tres dementes no paran de pelear contra cientos de enemigos que fueron sorprendidos en pijama.No obstante,no vienen por el oro,los caballos o la cabeza de su rey.Vienen a llenar una cantimplora con agua.
Y luego se van como vinieron,sin dejar nada vivo a su paso.Filisteos,permítanme un consejo que no me pidieron:si aprecian sus propias vidas,salgan del camino de estos tres tipos.Son invisibles;fundamentalistas;soldados sin medallas,honores o una posición que cuidar;así que no les importará perder su propia vida en el intento.Por el bien de ustedes,permitan que se lleven el agua.¿Quieren ver una escena más bizarra aun?Esperen para observar la cara de David cuando estos tres se aparecen ante él llenos de sangre,sudados y casi sin aliento,pero con la cantimplora de agua fresca en la mano."Sus deseos son órdenes,señor,dice uno de ellos.David no puede creerlo,se sienta en una roca y los observa en silencio.Los tres ahora tienen miedo,saben que técnicamente no actuaron acatando una orden,solo decidieron complacer un anhelo de su rey,pero esta impertinencia les puede costar la vida.Los tres tratan de cuadrarse,en medio del sudor y la respiración agitada.David entonces estalla en una carcajada.Festeja y se regocija por tener hombres de esa talla,y luego le ofrenda el agua a Dios:"¡Que el Señor me libre de beberla!¡Eso sería como beberme la sangre de hombres que se han jugado la vida!"(2 Samuel 23:17).Entonces todo el campamento aplaude a los tres locos,ya  no son Invisibles,son Invencibles.La crónica militar del ejército de David menciona que nadie jamás pudo igualar a estos tres.Ni siquiera el que luego mataría a dos leones,o el que pelearía solo con un palo contra un egipcio armado.Ni el que mató a ochocientos hombres en una sola ocasión hasta que la espada se le quedaria pegada entre las llagas de su mano.La biblia es clara y recurrente:"Ninguno igualo a estos tres primeros".Ahora,cualquiera que quisiera ingresar en la gran historia de los valientes de David,debía medirse conforme a la nueva marca impuesta por estos tres audaces.Y es que nadie supo estar lo suficiente cerca del rey como para oír su suspiro y salir a complacerlo,aun cuando no hubiera recibido una orden específica.Esa es la clave para abandonar la invisiblilidad y disfrutar de gran estima.
En primer lugar tienes que estar cerca del rey,cerca de tu Señor.Tu determinas la cercanía."Cuando oigas la voz de Dios de manera lejana,adivina quién fue el que se movió".El siempre estará allí,expresando sus suspiros,sus anhelos,y tú debes estar lo suficiente cerca como para oírlo con claridad.